Menu Close

Las cualidades para ser un excelente maestro de yoga

Ser profesor de yoga puede tener un gran impacto positivo en la vida de otras personas, este ejercicio es capaz de inspirarnos, elevarnos y hasta rejuvenecernos, incluso puede ayudar a derribar todas esas barreras mentales que solíamos tener. Te conviertes en un transmisor de luz, la persona encargada de guiar a un grupo totalmente desorientados en el tema, para cubrir muy bien este papel se deben tener ciertas cualidades que los maestros más importantes a nivel mundial tienen en común, estas son:

  1. Conectan con cada estudiante: Un verdadero maestro puede tener una clase compuesta por 50 personas, y esta clase debe tener la misma eficacia y concentración como si se trata solo de 5 alumnos, debido a que tiene la capacidad de hacer que todos sientan una conexión entre sí. De alguna manera u otra, los alumnos sienten un pequeño hilo que los conecta, así estés sentado en la esquina de atrás donde no deseas llamar la atención.
  2. Mantienen un relajado tono de voz: Según los expertos que laboran en ioga sabadell, la voz de un profesor de yoga es quizás su herramienta más poderosa, ser capaz de dirigir con plena seguridad un grupo de personas tanto dentro como fuera de las posturas, empleando palabras claves para cada técnica, siempre manteniendo un tono claro y suave capaz de mantener el flujo de la case.
  3. Dejan su ego fuera de la clase: Un buen docente sabe que el propósito de la clase no es alardear de su profesionalismo en yoga, se encargan para apoyar y dirigir a sus estudiantes por medio de una experiencia de yoga y con esto en mente, deben demostrar que sus posturas se encuentran al nivel de la clase. Los profesores sin un ápice de ego se encuentran dispuestos a compartir conocimiento y sabiduría de forma abierta, hasta son capaces de reírse de sí mismos en caso de que cometan un error.
  4. Respetan y aman el Yoga: El yoga es una disciplina capaz de trabajar la mente, el espíritu y el cuerpo. Dicho enfoque holístico es lo que permite que el yoga sea más que una clase de estiramiento, un gran maestro puede fácilmente encontrar un punto medio entre lo esotérico y lo físico. Ese profundo amor y respeto por esta técnica tan antigua puede ser la principal fuente de energía e inspiración para todos sus estudiantes.
  5. Demuestran su auténtica personalidad: No importa lo que se haga, se va a hacer mejor pues cuanto más auténticos seamos siempre destacaremos como maestros de yoga únicos. Es importante aflorar nuestro verdadero ser, bromear en el momento pertinente en una clase capaz de relajar a todos, atraer a sus alumnos a la confianza y despreocupación, siempre funciona mejor cuando el profesor cuenta con un sentido del humor natural. Cuando la personalidad real de un profesor es ser compasivo, cálido y enseñar desde su corazón, va a conseguir construir una clase constructiva, sana y hermosa.

Leave a Reply